(+34) 972 825 770

La Costa Brava es siempre un destino más que recomendable en cualquier época del año, pero ahora en verano se convierte en una visita casi indispensable para disfrutar de sus mayores atractivos: las playas y las calas. A lo largo de toda la costa encontrarás rincones con mucho encanto que te transportarán al paraíso. Aquí te contamos cuáles son los cinco mejores de toda la Costa Brava.

Cala del Senyor Ramon (Santa Cristina d’Aro)

Situada entre Sant Feliu de Guíxols y Tossa de Mar, la Cala del Senyor Ramon es un espacio natural de visita obligatorio. No es fácil acceder, pero cuando llegues no querrás volver. La Cala del Senyor Ramon es un amplio arenal de unos 800 metros de largo con aguas completamente transparentes. Su situación es perfecta para todos aquellos que quieren practicar nudismo.

Playa del Portitxol (L’Escala)

El punto fuerte de la playa del Portitxol es el entorno. En ningún caso puedes dejar de visitar el mirador de la playa, que tiene vistas a la bahía de Roses, a la costa de Empúries y a la localidad de L’Escala. Otro de sus atractivos es el rompeolas, que se remonta a los tiempos de la antigua Grecia. La playa es ideal para familias porque tiene una extensión de más de 230 metros de largo y 15 de ancho. Además cuenta con la bandera azul, que certifica la excelente calidad de las aguas, y está adaptada para personas con movilidad reducida.

Cala Pola (Tossa de Mar)

Esta cala situada en Tossa de Mar es un tesoro natural. Aunque es muy pequeña (apenas cuenta con 70 metros de ancho), es un paraje increíble. De hecho, si se observa desde arriba del acantilado parece una piscina. Es de fácil acceso, así que no dudes en acercarte a disfrutar de un lugar mágico.

Playa de Castell (Palamós)

La playa de Castell es perfecta para pasar el día en familia, disfrutando del mar y de los pinares que rodean el lugar. De hecho, este es su principal encanto, la mezcla de playa y pinar. Es uno de los parajes vírgenes que quedan en la Costa Brava. Además, si te gusta la historia, podrás disfrutar de los restos del poblado ibérico que encontrarás justo al lado de la playa.

La Boadella (Lloret de Mar)

La Boadella es el lugar perfecto si quieres desconectar por completo de todo. Está bastante escondida, para acceder tienes que coger un pequeño camino que atraviesa una pineda y después de 200 metros darás con este paraje donde respirarás mucha tranquilidad. No es muy grande, pero al estar tan escondida no te encontrarás con aglomeraciones.

Hoteles de costa, el lugar perfecto para recuperar fuerzas

Después de un día de playa, nada mejor que un descanso para recuperar fuerzas y visitar las localidades de la Costa Brava. Si buscas hotel en la Costa Brava, concretamente en Platja d’Aro, no puedes dejar de visitar NM Suites. Es el mejor hotel de Platja d’Aro: minimalista, funcional, moderno y con mucho encanto. Te sentirás como en casa y tu estancia en la Costa Brava será inolvidable.

Fuente de la imagen: Flickr

 Artículos Relacionados:

Cinco razones para adorar la Costa Brava

Qué hacer y dónde dormir en la Costa Brava

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies