fbpx
(+34) 972 825 770

Elegir siete pueblos con encanto en la Costa Brava no es tarea fácil. La naturaleza, caprichosamente, quiso dotar a la zona de recónditas e intimistas calas inspirando a poetas y pintores universales, que han contribuido a darla a conocer allá donde ha llegado su arte. Un lugar único que atesora los últimos vestigios del bosque mediterráneo en la península hasta la orilla del mar.

Naturaleza, historia y tantas culturas acogidas en su seno se funden en una extraordinaria simbiosis. La Costa Brava te conquista hasta enamorarte profundamente, y estos siete pueblos son un buen ejemplo:

L’Escala, la reminiscencia griega de los salazones

Es uno de los pueblos más bonitos de la Costa Brava, conocido por sus salazones de anchoas y por las ruinas greco – romanas de Ampurias. Ampurias fue fundada por los griegos, con el nombre de Emporion hacia el año 550 a.C. Con el paso del tiempo, la ciudad fue prosperando y se formó un importante mercado al que comenzaron a llegar multitud de comerciantes. En el s. I a.C. llegaron los romanos, dando forma a una nueva ciudad. Las ruinas pueden visitarse de lunes a domingo bajo distintas modalidades.

Pals, la joya medieval del Empordà

En 1973 el pueblo de Pals fue declarado Lugar de Interés Histórico. Su casco antiguo cuenta con calles empedradas, arcos de medio punto, fachadas con ventanas ojivales y ventanas de piedra. Además es uno de los pueblos medievales mejor conservados del país. La Torre de las Horas, el mirador de Josep Pla, la fortificada Casa-Museo de Cultura Ca la Pruna o la Plaza Major, son puntos que no puedes perderte en tu visita. También hay que destacar las espectaculares vistas a las Islas Medas que se aprecian desde diferentes puntos del municipio.

Cadaqués o el fantasma de Dalí

Es el pueblo más bonito del mundo según Dalí. No somos tan osados como él pero, sin duda alguna, hay que visitarlo. Ocupa una pequeña cala, y es el típico pueblo blanco marinero de postal. Pasear por sus calles, visitar sus galerías de arte, la casa de Salvador Dalí en Port Lligat y practicar senderismo por el camino antiguo hasta el Cabo de Creus son varias de las actividades que te ofrece.

L’Estartit o el primer amanecer de la península

L’Estartit es la población situada más al este de la península. Pertenece a Torroella de Montgrí, donde merece la pena que disfrutes entre sus numerosos monumentos medievales. En L’Estartit dispones de una cercanía privilegiada a las Islas Medas. Constituyen un pequeño archipiélago declarado reserva marina. Bucear o practicar snorkel se convierte en una experiencia única por la variedad de especies que alberga.

Begur y los recuerdos de Cuba

Además de sus impresionantes calas de aguas cristalinas, el casco histórico con sus torres de vigilancia y el castillo medieval, Begur te ofrece un rico y original patrimonio arquitectónico en forma de casas señoriales indianas. Las construyeron en el siglo XIX habitantes de Begur que se fueron a Cuba a hacer fortuna. En el municipio hay una bonita ruta con la que podrás descubrir esta historia. Accede al itinerario desde aquí.

El Port de la Selva, centro de espiritualidad

Es un pueblo de pescadores que conserva la arquitectura original, y es un remanso de paz y tranquilidad ajeno a la masificación turística. Muy cerca, de visita obligada, se encuentra el monasterio Sant Pere de Rodes: un lugar mágico, plagado de historia y leyendas que, sin duda, despertará tu curiosidad.

Platja d’Aro, el corazón de la Costa Brava

Más allá de sus maravillosas calas y playas, te encontrarás con un municipio con infraestructuras, ofertas de ocio y comercios a la altura de los visitantes más exigentes. En cuanto a patrimonio, no dejes de visitar la villa romana del siglo I a.C., el castillo de Benedormiens o su casco antiguo.

Sin duda, el Hotel Nm Suites situado en Platja d’Aro constituye un enclave estratégico para conocer la Costa Brava, con una escapada de 4 días o de fin de semana. Es un hotel con encanto, que ofrece diferentes tipos de habitaciones para que elijas la que más se adapta a tus necesidades. Además cuenta con el Restaurant Sa Cova, que goza de una interesante carta que cambia según la temporada. Los platos que se ofrecen están elaborados con productos de proximidad, jugando con texturas y sabores que los hacen únicos.

Aprovecha el buen tiempo y visita estos 7 pueblos con encanto de la Costa Brava. Reserva tu estancia desde aquí, en menos de 5 minutos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies