(+34) 972 825 770

Una ruta por la Costa Brava puede convertirse en un buen plan para disfrutar este verano de tus vacaciones. No importa si dispones de poco tiempo y quieres aprovecharlo al máximo. Es por eso que queremos proponerte un itinerario de cuatro días en el que destacaremos los lugares más atractivos que deberías visitar y las actividades que no puedes perderte. La oferta de ocio es amplia y variada en esta parte del litoral gerundense, por lo que seguro que sus encantos y opciones encajaran de pleno con tus intereses.

Lugares con encanto en uno de los destinos turísticos más populares en Cataluña

Si escoges como base el Hotel NM Suites, situado en Playa de Aro, tendrás un emplazamiento estratégico como punto de partida. Además, desde aquí también podrás aprovechar los tiempos muertos para darte un chapuzón en la misma piscina del hotel o en una de las playas cercanas al mismo. Como por ejemplo, la Playa Gran o las calas de menos afluencia que recorre el camino de ronda, como la Cala Sa Cova o Cala del Pi.

Día 1: Tossa de Mar

A 30 minutos en coche del Hotel Nm Suites, pasando por la C-65, C-35 y la GI-681, se encuentra Tossa de Mar. Un pequeño pueblo pesquero que se alza en un precioso enclave repleto de historia, popularizado por Ava Gardner y su pareja Frank Sinatra, en los años 50 tras el rodaje de “Pandora y el holandés errante”. De imprescindible visita es la villa romana dels Ametllers y el casco antiguo medieval que aún conserva la muralla del siglo XII. El castillo de Tossa,la Torre del Reloj y la Torre del Codolar, son otros elementos que nos recuerdan su pasado. En el Faro de Tossa se encuentra un interesante Centro de Interpretación de Faros del Mediterráneo y las vistas desde allí son estupendas.

No nos olvidamos de citar el Museu de la Cuina de la Costa Catalana, situado en Can Ganga, una masía del siglo XVI, con destacables elementos defensivos. Ni tampoco uno de los platos más populares del municipio al que se le dedican unas jornadas durante el mes de septiembre, hablamos del Cim i Tomba. Los ingredientes estrella son el pescado, la patata y el all i oli.

Día 2: Sant Feliu de Guíxols

El municipio se encuentra a 13 minutos en coche del Hotel Nm Suites, cogiendo la GI-666. Es una de las localidades más turísticas de la Costa Brava. De visita obligada es su monasterio benedictino fortificado, declarado Bien Cultural de Interés Nacional. También es destacable el Casino de la Constància, obra del arquitecto General Guitart i Lostaló, que contiene reminiscencias árabes y fue construido en 1889. En la actualidad, este casino conocido popularmente como el “Casino dels nois”, conserva la misma estructura: sala de juegos, sala de baile, escalinata y biblioteca.

A nivel arquitectónico también cabe destacar el Conjunto modernista de Sant Pol, formado por la casa Estrada (Xalet de les Punxes), la Casa Girbau Estrada y la Casa Domènech-Girbau, construidas en el año 1910 por Josep Goday. Y también el cementerio, construido en el año 1833, formado por una parte civil (laica) y una católica, en las que destacan los panteones modernistas y novecentistas. Aquí está enterrado el presidente de la Generalitat en el exilio, Josep Irla i Bosch.

Como último apunte, destacar su gastronomía, sobretodo la Cuina del Peix Blau Ganxó (pescado azul) y los platos de esencia marinera como el suquet de peix (guiso de pescado de roca y patatas), el suquet d’anxoves (guiso de anchoas y patatas), el bacalao y el peixopalo (bacalao seco sin salar).

Día 3: Parque Natural de las Marismas del Ampurdán

Se trata de otra parada obligada en tu viaje de carretera por la Costa Brava. Deberás desplazarte hasta Rosas (aproximadamente a 1 hora de distància) para recorrer este paraje natural de gran riqueza animal y vegetal. Si puedes, camina por los senderos cercanos al río Fluviá y desconecta en Can Comes, una playa dentro del propio parque. Puedes acabar la jornada tomando algo en Sant Pere Pescador.

Las Marismas del Ampurdán son una de las principales zonas húmedas en Cataluña, junto a los deltas del Ebro y el Llobregat. Hasta el momento se han inventariado 329 especies de aves diferentes, de las que 82 nidifican de forma regular. Un paraíso de gran belleza que goza de diferentes itinerarios que van desde 1’5km hasta 32km que, pueden hacerse a pie o en bici.

Día 4: Cadaqués

La Casa-Museo de Dalí es su principal reclamo, aunque este municipio atesora muchos otros atractivos. Entre ellos, pasear por la bahía de Portlligat y dejarse llevar por la magia del atardecer o seguir el itinerario frente al mar que nos muestra algunas de las localizaciones en las que se inspiró Dalí para pintar sus cuadros. El municipio también destaca por sus casas blancas y ventanales en azul, hecho que le ha valido ser uno de los lugares más fotografiados de la Costa Brava y popular por aparecer en diferentes anuncios televisivos y películas. Pasear por su centro histórico y visitar la iglesia de Santa María, de estilo gótico, es otro de sus atractivos. Si te acercas a Cadaqués, no te olvides de probar sus deliciosos “taps de Cadaqués”.

Como has podido leer, esta ruta por la Costa Brava contiene algunos de los enclaves más característicos y bellos de la Costa Brava resiguiendo la costa. Si quieres alargar tu estancia y conocer los pueblos medievales del interior, en el artículo Ruta en coche por el interior del Baix Empordá, te damos algunas ideas para preparar tu viaje. O si necesitas más información, sobre el hotel u otras actividades que realizar cerca, no lo dudes, ¡contacta con nosotros y te ayudaremos a dar forma a tus vacaciones ideales!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies